29 de octubre de 2013

Roque Matasno


Roque Matasno
El Roque Matasno (o Mataelasno) es un pequeño monolito situado en la vertiente sur de Anaga, por encima del barrio de Catalanes y cercano al Pico del Inglés. En él se fraguaron las primeras escaladas del entonces recién formado (1963) Grupo Montañero de Tenerife.  Estos primeros intentos fueron protagonizados por los primeros escaladores isleños, entre los que estaban César Tejedor, José Vargas y Narciso Figueroa. Todos los intentos acabaron en fracaso, tal era su obsesión que incluso llegaron a atar un cordino a un volador para intentar pasar una cuerda por su cumbre. Evidentemente el invento no funcionó.  Dada la dificultad que presentaba y la escasez de medios en esa época su escalada fue abandonada.
A este grupo inicial de escaladores del G.M.T. se fueron añadiendo otros y  fue la cordada  formada por Mario Pérez y Alberto Alom quienes finalmente, en 1968, conquistaron su cumbre. En seguida el resto de escaladores del grupo procedieron a repetir la escalada.
 
Julio Juan Fuentes durante
la 2ª escalada
1ª y 2ª esclada4ª escaladaPrimera pag. del antiguo libro de cumbre.
Marcelino, Alom y Ulises firmando la 4ª escalada

El roque pasó al olvido durante algunos años y tuvo que esperar a finales de los 70 para volver a ver escaladores en su cumbre. Eran los miembros del Grupo de Montaña Laguna quienes realizaron repetidas ascensiones en esa época. A lo largo de todos esos años el Matasno no era un roque frecuentado. Su último ascenso, antes de la instalación definitiva de las nuevas formas de concebir la escalada, data de 1985, hasta entonces su libro de cumbre registraba solo dieciséis escaladas.

LLegando a cumbre
Arriba: escalando la vía original

Izda: Tramo final de la vía original

Abajo: Firmando el libro de cumbre
Firmando
En cumbre

Tuvieron que pasar 22 años para ver registrada su siguiente escalada. Esta a cargo de Tadeo Soler y Alexis Hdez en el año 2007, quienes dado lo precario de los seguros existentes instalaron nuevos seguros a modo de variante, como así reflejaron en el libro de cumbre. Posteriormente esta linea se reconvertiría en una nueva vía independiente de corte deportivo. 

Abajo: En el 6b de la vía de Tadeo
Tadeo

En el año 2010 un grupo de escaladores decidió restaurar la vía original del roque. Los buriles oxidados se sustituyeron por parabolts inox, cedidos por la F.T.M., dejando algún buril como testigo de otras épocas.

Durante el reequipamento de la vía original

También se restauró su viejo y deteriorado libro de cumbre. Se escanearon sus paginas y se añadieron en un nuevo libro. El viejo libro le llegó devuelto a Alberto Alom, 43 años después, durante una charla que dio en el G.M.T. sobre los inicios de la escalada en la isla y ni que decir tiene la emoción que sintió al recibirlo.




Antiguo libro de cumbre 
Portada

Con esta restauración el número de visitas al roque se ha visto aumentado. Recientemente se ha abierto una nueva ruta por una llamativa fisura en un contrafuerte de roca por encima del roque,  lo que le da un aliciente más para visitar la zona.



Durante la limpieza y apertura de la Sanaburro


El Matasno apenas pasa los 20 mts de altura, su dificultad no es mucha, existen pocas vias, pero sin duda este roque posee un encanto especial; escalarlo permite revivir los inicios de la escalada en la isla, es escalar la historia pura destilada en su libro de cumbre.

Acceso:

Fácil si prestamos atención a las señales del camino. Unos 20 minutos.

Lo más cómodo es dejar el coche en el mirador del Pico del Inglés (precaución con los robos que a veces se dan en esta zona). Tomamos el sendero señalizado de blanco y amarillo en dirección al barrio de la Alegría. Siempre por donde están los postes de blanco y amarillo, sin tomar ninguna desviación. A unos 10 minutos llegamos a un cruce de cuatro caminos, y seguimos por el del centro (blanco y amarillo).  Unos minutos más, justo antes de llegar a un grupo de eucaliptos que se ven en lo alto de un morro (Cabezo del Viento) hay unos majanos a la izda que marcan el inicio de la trocha de bajada al roque. También antes de llegar a los majanos, en el suelo, en una piedra a modo de escalón está rayado levemente el nombre del roque. El principio de la trocha está poco definido, es un lomo pelado de mucha pendiente, pero una vez lleguemos bajo los eucaliptos en menos de 5´ alcanzaremos la base del roque, que no se ve hasta que llegamos a él.


1- Vía original 20 mts 6a Ae. Equipada.   Los dos o tres primeros pasos los haremos sobre estribos para ya salir en libre hacia un clavo. Se puede seguir forzando en libre 6a y ya subir por un diedro inclinado que protegeremos con un alien rojo al lado del buril.

2- Vía de Tadeo 20 mts 6b. Equipada.   A la izda. de la anterior. Una linea de chapas inox hasta la cumbre.

3- La Sanaburro 25 mts 6a. Autoprotección.
Justo antes de llegar al roque sale un caminito hacia esta vía. Un parabolt en la entrada para ir protegiéndonos con friends hasta llegar al O.W. donde el C6 casi queda bailando, la fisura sigue abriéndose hasta que un parabolt nos quita ya toda la exposición.

Bajada: En la cumbre una reunión de cadena inox. nos permite montar el rapel. Cuando
estés rapelando alóngate a la izda., podrás ver viejísimos buriles fruto de los primeros intentos de escalada.