4 de noviembre de 2013

La Taparucha del Atajo. Los Chejelipes. La Gomera.

Durante años, la escalada tradicional en la isla de la Gomera ha tenido su principal terreno de juego en los conocidos roques de la isla, sobre todo en dos de ellos: el más emblemático y conocido, el roque Agando, y  el más difícil y  apto para las rutas de dificultad y envergadura el imponente roque Cano. Estos roques son los restos de los materiales eruptivos, que en su conducto de salida, las chimeneas, quedaron solidificados, siendo posteriormente la erosión quien los ha dejado al descubierto.

Taparucha del Atajo en el barranco de La Laja 

Estructuras de similar formación son los diques, solo que los conductos de emisión del magma son de carácter fisural. Estos son muy abundantes en la isla de la Gomera, sobre todo en el barranco de la Laja. Son conocidos localmente con el nombre de "taparuchas".
En Tenerife también abundan este tipo de formaciones, donde se les conoce localmente con el nombre de "Lajas", tales como, la conocida Laja de Chafa, la Laja de Cheque, la Laja de Chirigel... siendo muy probable que el topónimo de Barranco de La Laja se deba a las abundantes taparuchas que allí existen.


A mediados de los 90 la cara oeste del roque Cano fue bastante visitada por escaladores procedentes de Tenerife. A la vuelta de estas andanzas y mientras esperaban el ferry de retorno descansaban en la zona de los Chejelipes. Aquí es donde gastaron los spits sobrantes de las aperturas de Cano. Y fruto de ello son las primeras vías deportivas de la isla: “Gomero climb rock”, “Esperando el ferry”, “Chejelipes free”… . Sin embargo, pese a la abundancia de taparuchas en la isla,  la dudosa calidad de su roca para la escalada hizo que estas aperturas quedaran totalmente estancadas durante mucho tiempo.

Descansando bajo la vía “Esperando el ferry”
Esperando al Ferry

Dos escaladores tinerfeños, Pedro Romero (Padre e hijo) afincados desde hacía tiempo en la Gomera retomaron los equipamientos en la zona creando nuevas rutas, sustituyendo los viejos spits y mejorando la totalidad de las reuniones.

Pedrito en Gomero Climb rock 6c
DSC_0358 DSC_0368

Para acceder a esta zona, se toma la carretera que desde San Sebastián sube hacia Chejelipes y La Laja; justo antes de llegar a las casas de El Atajo nos encontraremos las vías, en la denominada Taparucha del Atajo, que en su parte baja se denomina Taparucha de los Arboles.


La Taparucha de El Atajo, a pie de carretera, sigue hacia arriba y aumenta en altura, destacando de manera especial el Pico de Cecilia, con 90 mts de altura y completamente vertical.

Fue en el mes de noviembre del pasado año, junto con Pedro H. Romero (Pedrito), nos dimos cuenta del potencial de las taparuchas de la zona, pero no para la escalada libre, sino para otra modalidad de escalada menos conocida y menos practicada, pero igual de reconfortante: la escalada artificial. Quizás tuviera algo que ver el inminente encuentro de escalada artificial al que íbamos a acudir unas semanas después en Tenerife. Solo nos faltó cuadrar fechas para aventurarnos en la Taparucha del Atajo, y estas llegaron huyendo del bullicio de los carnavales.

Unas fotos durante la apertura:

1. Pedrito abriendo el 1er largo
4. Javi abriendo el 2º largo
Arriba: durante la apertura del primer largo y protecciones utilizadas.

Abajo: la apertura del segundo largo con algunos pasos de ganchos.
  


Arriba: remontando el largo 2 y en la R2.

Abajo: El largo 3 y su guapa reunión.
 
 
10. abriendo el último largo

La apertura del último largo y ya en cumbre 

Y el crokis de la vía.(pincha para ampliarlo)