5 de mayo de 2016

Solo integral

 
Escalar en solo integral o simplemente en solo es hacerlo sin cuerda, donde una caída puede traer gravísimas consecuencias. Hay que saber distinguir esta modalidad de la llamada escalada en solitario, donde si bien escalaremos solos, sin un compañero que nos asegure, utilizaremos la cuerda para que nos proteja de una eventual caída, haciendo uso para ello de diferentes técnicas de autoaseguramiento.

Villar en la San Vifi. La CatedralVillar en la San Vifi


Ni que decir tiene que es una actividad desarrollada por escaladores muy experimentados y dotados de un equilibrio psicológico especial para esta actividad. Al contrario de lo que parece, los escasos escaladores que practican esta modalidad lo hacen en un entorno controlado, en rutas de un nivel inferior al grado en que normalmente se mueven y probablemente bastante repetidas con cuerda antes de hacerlo sin ella, aunque también hay excepciones. Aun así sigue siendo muy peligroso y puede no depender completamente del escalador, un agarre que se pueda romper o una piedra que pueda caer nos hará perder la concentración y el equilibrio., … .

El solo integral es una formula casi tabú y totalmente en desacuerdo con los nuevos tiempos, en los que la escalada se ha convertido en un deporte con cada vez más practicantes, donde se tiende más al mínimo compromiso en general. Uno de los pioneros de la moderna escalada en roca, el alemán Paul Preuss, decía que un escalador debería ser capaz de destrepar sin cuerda por el mismo sitio que anteriormente había ascendido. Realizó más de trescientas escaladas en solo integral. Difícil de entenderlo hoy en día. 

 Pablo y la Butter 



La escalada en solo siempre ha estado presente; Cesare Maestri, el primer escalador que coronó el mítico Cerro Torre, al suspender el examen de guía de montaña se reivindicó escalando y destrepando sin cuerda los 900 mts de la vía de los Guías al Crozon di Brenta, una de las grandes paredes de los Dolomitas. Nombres más modernos como Patric Edlinger con sus solos en el Verdon o Wolfgang Güllich,  autor del primer 9a mundial; las fotos en su famoso solo a Separate Reality 5.12a dieron la vuelta al mundo. Más recientemente Alex Huber realizó el primer 8b+ solo, también su impresionante solo a los 500 mts de la Bradle-Hasser 7a+, a la Cima Grande de Lavaredo.

Pablo en la Butterfinger (antes VI+ hoy 7a). Tabares
También escaladores como Dean Potter o Alex Honnold, por citar algunos de los más vistos en los medios de comunicación, se “prodigan“ en este tipo de escalada. Pero si de alguien no hay que olvidarse cuando se habla de solo es, sin lugar a dudas, de John Bachard, ultra defensor de la escalada tradicional y que basó gran parte de su escalada en el solo integral.

Torrotito                           Después de hacer la vía de atrás del Torrotito en solo integral  

En España fueron muy conocidos el primer 8a sin cuerda Posible misión, a cargo de Carlos Suarez, o el impresionante solo de Carlos García a la Fiesta de los Biceps, 280mts 6c+/7a, en la peculiar roca de los Mallos de Riglos. Y es seguro que en muchas de las zonas de escalada del mundo hay escaladores que alguna vez han practicado el solo integral

Javi Pet OLYMPUS DIGITAL CAMERA
arriba: en el Roque Blanco

izda: Javi  en solo a la via del Pet. La Catedral.

Aqui en Tenerife también hay gente que lo ha prácticado. Muchos de los roques de Las Cañadas han sido escalados en solo integral: el Felix Méndez , por la Normal y por el Espolón este; el Roque del Burro por la Normal; La Catedral por sus vías más clásicas, La Normal, la Tejedor, La San Vifi, La Fatiga, El Viento, el Diedro, El Pet; la Báez-Alom y la Bazochi, en los roques de Guillermo; la Normal y la Rosales de Guajara. También La Normal de las Animas y La Normal del roque de Enmedio , e incluso la Directa Rusa ha sido recorrida en solo integral. Y muchas más seguro que también... . Aunque bien es cierto que son pocos y cada vez menos quienes lo hacen.

Ruyman
Ruymán con 15 años  en la Normal de la Catedral.
solo Capricho
Guille en el Felix Mendez
Guille en el Espolón este del Félix Méndez.
Dcha:Solo integral en el Capricho
solo capricho.

Las vías más clásicas del Capricho, el Diedro, La Waterloo, La Bavaresa y la Placa cantosa eran habitualmente recorridas en solo integral, y en menor medida algunas rutas de más grado. En Tabares, el alto grado de conocimiento que se tenia de las rutas hizo y hace que muchas se escalen en solo. Hoy todavía podemos verlo en La Tubería por algunos de sus habituales. Luis, “el Viska”, estaba todo el día en La Tuberia arriba y abajo solo. Sin embargo, la realización más impresionante fue la de Alberto Peláez solo en la Metallica (antiguo 7c y hoy 7b+) donde los que “protegían” de una eventual caída contra la tubería seguro que pasaron mucho más miedo que él, también hizo solo "Luna llena" un 7a de Arico. El 7b de Nasio pa´na, en Arico, y también la Chain Bicicleta 7b+ en El Capricho, fueron recorridas en solo, ambas por Guillermo Seoane, por citar los grados más difíciles realizados aquí.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Arriba: Villar probablemente sea el escalador tinerfeño que más se ha prodigado en este tipo de escalada. Aquí con la cuerda a la espalda en la Fatiga (La Catedral). Abajo: en el mismo estilo Delfino Méndez “Nene” y Javi “friki”, también en la Catedral.

Nene-Javi 
Cuando, a finales de los 80, Antonio R. Villar y Cesar Acosta programaron su viaje a Patagonia, entrenaban duro en Las Cañadas y la Waterloo fue escalada en solo diez veces seguidas por ambos escaladores, uno detrás del otro, entre otras muchas. La Eigerband 6b fue abierta desde abajo y sin cuerda por Villar y Javi, y el grito que dieron cuando llegaron arriba se pudo oír en toda la Cañada del Capricho. También Leopoldo Melo frecuentemente prescindía de la cuerda en sus escaladas, sobre todo en la zona del Roquito, en Valle San Lorenzo.

La revista Desnivel en su nº10 (1983) publicó un pequeño reportaje de escalada de dificultad en Tenerife, escrito por Pablo Castilla y Eduardo Bazzochi, donde se alude al solo integral como un tipo de escalada que se práctica y con alguna foto lo ilustra.

Tocando la luna
Pero ¿qué es lo que lleva a un escalador a escalar en solo?. Probablemente, quienes no lo han practicado pensarán que es por demostrar a los demás que están más capacitados que el resto, por destacar. O a lo mejor, es porque no tienen con quien escalar y lo hacen así, sólo en un entorno que dominan. O quizás, es una expresión personal, o un ejercicio de rebelde juventud. O simplemente, porque al escalador le gusta trepar una vía que conoce sin la protección psicológica de la cuerda. O a lo mejor, por el estado de perfección que se alcanza al realizar este tipo de escalada. O por el reto que supone subir a un roque y bajar sin ayuda de la cuerda. O quizás, sea una mezcla de varios de los supuestos anteriores.

 

Muchas son las fotos que vemos en los medios de comunicación constantemente de las escaladas sin cuerda, pero pocos son los libros que se han escrito sobre este tipo de escalada; bueno, en realidad, no hay mucho que escribir y los libros que hablan de la escalada en solitario también reflejan brevemente la escalada en solo integral. En castellano podemos encontrar dos títulos; “Escaladas en solitario”, de Antonio García Picazo, y “Solo, técnicas y experiencias” de Carlos Suarez. 

El libro de Picazo Carlos Suarez

Desde este blog desaconsejamos este tipo de escalada a todos los escaladores sea cual fuere su nivel. Tanto Preuss como Bachard fallecieron practicando el solo integral.


Ahh!!!, se me olvidaba. El único libro dedicado exclusivamente al solo, escrito por Alex Huber y editado por Desnivel..