9 de diciembre de 2013

El risco del Tanque


Las paredes del Risco del Tanque son utilizadas por escaladores y espeleólogos desde hace muchos años. Constituyen una genial escuela para la práctica de estas disciplinas deportivas y dada su proximidad al área metropolitana son muy frecuentadas.

Dulce encadenando Cernikiki, un 6c equipado del sector de la Fuente (Tabares)
Dulce 1 Dulce 2


Lo que a continuación relatamos está extraido de lo escrito en el programa de las fiestas de Valle Jiménez (donde están situadas las paredes de Tabares). A la dcha. lo reproducimos en su totalidad.


En diciembre del pasado año se organizó una reunión de escaladores. Estos buscando un local cercano para proyectar una película en dicho evento, se pusieron en contacto con la asociación de vecinos del Valle. Ángeles, la presidenta de la asociación, en seguida mostró su colaboración y aprovechó para pedir al colectivo de escaladores si la podían ayudar a llegar a los antiguos lavaderos situados bajo el risco, dado que el camino se había perdido con el paso de los años.


El contribuir a recuperar un patrimonio etnográfico es una experiencia muy interesante, y además recuperando el camino se abrían a la luz otros interesantes itinerarios de escalada. Fue fácil que los escaladores contribuyesen a ello, muy motivados porque a cada golpe de rosadera o sacho iban apareciendo lugares por donde se podían crear nuevas rutas de escalada.

Abriendo desde abajo y equipando desde arriba.
Equipando

No teníamos muy claro por dónde iba el camino ni donde estaban los lavaderos. Junto con José Melián , uno de los vecinos más veteranos del Valle, bajamos al risco por donde pudimos y nos indicó donde estaba la antigua fuente, cubierta por las zarzas, y los lavaderos, entullados por los escombros procedentes de las obras del canal de la presa de Los Campitos.

Buscando la fuente
Arriba: Quitando zarzas a golpe de rosadera. Dcha: sin zarzas.

Fue así como empezamos a limpiar el entorno de la fuente, el antiguo manantial que desde tiempos inmemoriales surtía de agua a los habitantes de la zona, caído en desuso desde la llegada del agua a las casas.

IMG_0028
Recuperamos el camino de La Pasada por donde se bajaba a la fuente y abrimos el perdido camino que llega al tanque, al abrevadero de las bestias y a los lavaderos, todo muy invadido por las zarzas.

Abajo: la fuente, antes y ahora. Los escaladores más antiguos aun recuerdan el bajar a buscar agua a la fuente. Hoy no es potable pero al menos podremos lavarnos después de una jornada de limpieza y equipamiento.
Fuente IMG_0033

Fue muy emotivo el día en que numerosos vecinos, jóvenes y mayores, bajaron junto con los escaladores a ver el trabajo realizado por estos y a recordar viejos tiempos, oyendo historias de otra época; como cargaban el agua, de quien eran esas iniciales grabadas en la tosca, por donde venían las bestias, los turnos para el abrevadero, las madrugadoras primeras lavanderas para coger el primer lavadero, el del agua más limpia, donde ponían a secar la ropa, donde se ponían los muchachos a observarlas desde lo alto del risco… .

A la pared de enfrente
Arriba: limpiando zarzas camino del Tanque de agua.

Dcha:  mismo lugar ya limpio. Esto ya permite llegar desde abajo al mejor sector de Tabares; la pared de Enfrente.
IMG_0039

Desde luego esta colaboración mutua nos ha venido muy bien. A los Jimeneros para recuperar parte de su memoria cultural y a los escaladores, no solo para sacar nuevas rutas de escalada, sino para valorar aún más este Risco del Tanque, con sus valores culturales y naturales, que a muchos nos tiene completamente abducidos.

Abajo: Nene en la fisura inclinada (6a) y Javi finalizando la apertura de la fisura del cabezón 6a+, donde nos harán falta los friends más grandes.       
La inclinada La fisura del cabezón

El sector de la Fuente hace que Tabares siga creciendo. Sus vías, más altas que las de la Tubería y más verticales que las de la Macrocalma combinan la escalada equipada con la semiequipada o enteramente de autoprotección. También podemos practicar la escalada artificial que complementa la oferta de este tipo de escalada en esta zona. 

El redescubrimiento y la limpieza de este sector ha hecho motivarse a los escaladores a continuar el trabajo. Fruto de ello es el trabajado camino que llega hasta el pie de la pared de Enfrente, donde actualmente se están abriendo nuevas vías, recuperando antiguos trazados y mejorando las ya existentes.

Este trabajo que aquí presentamos, ha sido realizado por parte de muchos de los escaladores que frecuentan estas paredes. Desde aquí gracias a todos los que aportan y acuden a escalar sus vías.

 ¡¡A SEGUIR IGUAL DE MOTIVADOS!!.

Y ahí van los crokis: