27 de marzo de 2014

Torreón Figueroa

En la pared occidental del circo de las Cañadas del Teide, sobre el llano de Ucanca y bajo la pared del Sombrerito, se alza la inconfundible silueta oscura del torreón Figueroa. Un roque de naturaleza fonolítica con cumbre a 2.425 mts, de unos 125 mts de altura, con una aproximación por grandes canchales de piedras. De roca a veces compacta y a veces muy cuarteada, está surcado por grandes diedros, fisuras y bloques, ofreciéndonos uno de los mejores terrenos para la escalada alpina en las islas, donde todas las generaciones de escaladores tinerfeños han querido dejar allí sus más difíciles rutas.

Preparados para pasar varios día abriendo vías en el Figueroa. cargados

El G.M.T. (Grupo Montañero de Tenerife) se fundó en 1963 y en este grupo se encontraban los primeros escaladores isleños. Entre 1963 y 1968, fecha de la apertura de la vía buriles a la Catedral, se escalaron todos los roques de Las Cañadas de cierta entidad como El Cinchado, La Catedral, El Torrotito, El Burro, el Felix Méndez... . Cesar Tejedor era el motor de este grupo, y cuando Narciso Figueroa le dijo que la Torre Negra de las Cañadas no podía ser escalada, Tejedor inmediatamente acepto el reto y la escaló por detrás, por su cara sur, la más cercana al collado de la pared de Las Cañadas. Ambos fueron miembros fundadores del G.M.T. . 

Tejedor falleció en 1968 en un accidente en el corredor de la isla en la cara norte del Teide y Narciso hace unos años. Este itinerario, por donde subió  Tejedor, es el hoy utilizado para destrepar el roque, quizás III+ aunque desde hace unos cuantos años una reunión con un clavo y un spit permite rapelar estos 20 mts.


Baez-Alom
La primera ruta de entidad la abrieron también los escaladores del G.M.T. Marcelino Baez y Alberto Alom en 1970. Otro bonito legado de la hoy mítica cordada , una gran escalada en esos años, surcando su cara noreste. Actualmente la "Baez-Alom" está considerada como la vía "Normal" del roque.
El roque es escalado por segunda vez en 1972 y por este mismo itinerario de la cara NE  como atestigua un desgastado grabado en las lajas de la cumbre.

Villar y Acosta
Miguel Diez, un escalador valenciano, de profesión maestro se afinca por unos años en la isla y se junta con los escaladores isleños. Junto con Antonio R. Villar, hoy leyenda viva de la escalada canaria, abren en 1976 la "Bartolomé", surcando un gran diedro de la cara N del roque, dificil, donde tuvieron que escalar en artificial los pasos más desplomados Esta vía está dedicada a Bartolomé, un joven montañero muerto por los disparos de la policía que se excusó diciendo haberlo confundido con un delincuente.


Arriba: un joven Villar saliendo del llamado paso de la “Cucaracha” en la vía del Diedro.
Izda:Villar después de su segunda caida durante el primer intento de apertura de la Bartolomé.

Miguel Bartolomé Coe Brtolomé
Arriba: izda, Miguel Diez, escalador pionero en una reciente repetición a la Bartolomé a sus 61 años
con Antonio  el “Coe” a la derecha.

Fran en el 6b
Un año después en 1977 otra vez Villar y Miguel y esta vez acompañados de Salvador Acosta abren otro gran diedro a la derecha del anterior y se lo dedican al pionero Alberto Alom, es la hoy conocida como "vía del Diedro". Se abrió desde la "Bartolomé" pasando por la repisa conocida como "balcón canario" para enlazar con este gran diedro, posteriormente quedó abierto desde el suelo. El mismo año otra vez Miguel y esta vez junto con Oscar Subirana “El Zapatero”, otro de los prolíficos aperturistas isleños, da lugar al "Pilar de Angeles" (dedicado a las mujeres de ambos, Pilar y Angeles), comenzando en su cara norte y yéndose en travesía para acabar subiendo a la cumbre por la cara oeste.

Fran escalando una pequeña vía de buriles y clavos en la cara noroeste

El enderezamiento posterior del "Pilar deAngeles", en libre difícil, dio lugar a la llamada “Victimas del cambio”, apropiado nombre para los principios de la década de los 80 donde irrumpen con fuerza nuevas corrientes en la forma de entender la escalada.

En 1982 Marcelino Baez regresa de pasar unos años en Venezuela y se junta con Villar, creando un difícil itinerario; la "Guruplex", un techo fisurado que pasan en artificial (liberado recientemente por Ruymán Pérez de un grado aprox. de 7a) y que continua por un gran diedro entre la ruta "Normal" y la "Bartolomé".

javi en la Guruplex
Javi en el diedro final de la Guruplex,  durante su primera repetición en 1991
Abajo "Nene" una vez superado el bloque del caballo en "El vuelo del Icaro"

Vuelo del Icaro
Es la época de la aparición del pie de gato y la revolución de la escalada libre. Jóvenes y fuertes escaladores forjados en las fisuras de Tabares se incorporan a las aperturas isleñas y encuentran en el Torreón Figueroa terreno ideal para crear rutas en libre de dificultad. Entre estos escaladores se encuentran Ramón García “Lolín”, Eduardo Bazzochi y sobre todo Pablo Castilla quienes protagonizan en 1983 numerosas aperturas. Un buen ramillete de vías, entre las que destacan "La Suparacombi", "Masoquismo", la ya citada "Victimas del Cambio" y el "Vuelo del Icaro", considerada esta última como el primer VII inf  (hoy 6c) en las más altas paredes isleñas. Modernos itinerarios que destacan por su dificultad mantenida y protegidos con el escaso material de esa época y, empleando sólo ocasionalmente el uso de algunos buriles.

Supracombi2 supracombi1
Arriba la alucinante fisura de la Supracombi.  Abajo. el crokis original dibujado por Pablo Castilla. 
                                                                                                Hace 30 años, una verdadera joya.



Durante la segunda mitad de los años 80 irurmpe con fuerza la escalada deportiva y se convierte la Cañada del Capricho en el punto de encuentro de los escaladores isleños. Este hecho motiva que la mayoría se olvide de las aperturas desde abajo en los roques y paredes de la isla y estos son sólo visitados con ocasionales repeticiones a sus vías.
Delfino Méndez “Nene” durante la apertura de “Pórtate bien y subirás al cielo” en 1996.
Nene durante la apertura de Pórtate Bien y subirás al cielo 1996

No es hasta entrada la década de los 90 cuando renace el gusto por la tapia, por la paredes y por la aventura. Los escaladores Francisco Reyes, Pablo Mata, Delfino Méndez y Javier Martín-Carbajal encuentran en las placas centrales de la cara norte del Figueroa, terreno de aventura para abrir desde abajo, dando lugar a dos difíciles itinerarios “Pórtate bien y subirás al cielo” y el “Pilar central”, siempre buscando forzar al límite el libre por los muros más compactos.
Abajo: durante la apertura del desplomado segundo largo de "Pórtate Bien y subirás al cielo" 6bA0 (7a)
Apertura Pórtate Bien Apertura del segundo largo 7a de pórtate bien
1er largo de Pórtate bien y subirás al cielo. Torreón Figueroa. Tenerife. Ultimo largo del Pilar Central 6c 7a
Arriba, el primero V+ y el último largo 6c+/7a del Pilar Central

Las siguientes aperturas quedan para ya bien entrado el siglo XXI. En el año 2007 el escalador catalán Santi Llop (autentico especialista en escalada artificial) se junta con Pablo Mata y Francisco Reyes. Santi logra acabar, siempre en cabeza de cuerda, una ruta comenzada por estos dos escaladores diez años atrás, “Con derecho a volar”, una laboriosa ruta de escalada artificial cotada de A3. Recientemente Ruymán Pérez y Cesar Acosta trazan otro difícil itinerario en libre , dejando sólo un clavo a su paso, “Cucaracharuin” a la derecha de la vía anterior.
Abajo: Javi en la placa equipada de la Topless , antes VII- y hoy 6c+.
top less1
Top less2
plomo spit
Arriba: Jorge Parra en el paso clave del último largo 6c+ de “Pórtate bien y subirás al cielo”, Derecha: los plomos bajo los spits, testigos de como se abrieron estas vías desde abajo


Hoy en día el Torreón Figueroa destaca como un auténtico terreno de aventura, sin  parabolt (exceptuando tres vías de casi corte deportivo), donde las rutas conservan su estado original de equipamiento. Terreno de alta montaña, donde la roca base es buena y compacta pero con numerosos bloques sueltos y una característica capa de roca hojaldrada en su parte superior. Muy apta para la utilización de empotradores, nunca descartando los frienes más grandes para algunas rutas. Debido a la morfología del roque, las vías de antaño, más sinuosas buscando lo más evidente, están cruzadas o pasan muy cerca de ellas otras rutas más modernas.


En la característica cumbre lajeada del Torreón Figueroa. Las tablas de la ley


Algunos Crokis:

Cara Noreste y Norte




                                                                                                        

Crokis de tenerifeescalada.blogspot.com

                                                                  

Cara Este


Dibujo original de Pablo Castilla


Cara Oeste






Cara Suroeste